• +34 688 864 972
  • info@paezortiz.com

¿Tengo derecho a una pensión de viudedad en caso de separación o divorcio?

Vanessa Páez Ortiz

Como regla general, para que las personas divorciadas o separadas legalmente tengan acceso a una pensión de viudedad, se requerirá que hayan sido beneficiarias de una pensión compensatoria, y ésta haya quedado extinguida al fallecimiento del causante.

Este requisito general se establece en el artículo 220 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

La excepción a la regla general

Sin embargo, la Disposición Transitoria Tercera del mismo texto legal establece una excepción a dicha norma, para supuestos de separación judicial o divorcio acaecidos antes del 1 de enero de 2008.  En estos casos, no se exigirá que la persona solicitante de la pensión haya sido beneficiaria de una pensión compensatoria, extinguida al fallecimiento, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que entre la fecha de separación judicial o divorcio haya transcurrido un periodo inferior a 10 años.
  2. Que el matrimonio haya tenido una duración mínima de 10 años.

Además, debe concurrir alguna de las siguientes condiciones:

a) La existencia de hijos comunes del matrimonio

b) Que la persona solicitante de la pensión tenga una edad superior a 50 años en el momento del fallecimiento del causante.

Casos de violencia de género

Asimismo, dentro del art. 220 del citado texto legal se establece otra excepción a la regla general, estableciendo que en todo caso, tendrán derecho a la pensión de viudedad las mujeres que, aun no siendo acreedoras de pensión compensatoria, pudieran acreditar que eran víctimas de violencia de género.

Para acreditar esta condición, dicho precepto legal admite aportar cualquier medio de prueba admitido en Derecho, lo que significa que podrían resultar admisibles todo tipo de documentos con valor probatorio (públicos o privados), así como las pruebas testificales. En consecuencia, no se requiere necesariamente que haya habido una sentencia condenatoria, siendo recomendable estudiar caso por caso la viabilidad jurídica de la pretensión.

Si crees que puedes encontrarte en alguno de estos casos, o tienes cualquier tipo de dudas sobre tu situación jurídica, llámanos o reserva tu cita a través del formulario.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest